1927 - 30 de Marzo - 2006
79º Aniversario
PRIMER ENLACE RADIOTELEGRÁFICO CON LA ANTÁRTIDA

El próximo jueves 30 de marzo de 2006 se cumplen 79 años de una fecha histórica, que fue cuando se escucharon por primera vez en la Antártida los sonidos del alfabeto Morse; paso fundamental en el desarrollo de las comunicaciones en aquellas latitudes. Ese día en el Observatorio Meteorológico de las islas Orcadas del Sur, se inauguró oficialmente la Estación Radiotelegráfica Orcadas (LRT).

El telegrafista suboficial de la Armada Argentina, Emilio BALDONI estableció contacto por primera vez desde la Antártida y fue con la estación LIK de Ushuaia, la ciudad más austral del mundo y a través de ella con Buenos Aires.

Esto probaba algo que hasta el momento no se sabía si era factible, ya que la distancia y las inclemencias del tiempo eran factores desfavorables para la radiotelegrafía, teniendo en cuenta los equipos de aquella época.

Cabe destacar, que desde el 22 de febrero del año 1904, fecha en que se iniciaron las actividades permanentes en la isla Laurie, del grupo de islas Orcadas del Sur -actual base Orcadas de la Antártida Argentina- hasta el 30 de marzo de 1927, es decir, durante veintisiete (27) años, nuestros antárticos perdían el contacto con el resto del mundo durante más de un año desde que los dejaban en el buque hasta el relevo anual, ya que no tenían ningún medio de comunicación.

Durante las once noches anteriores a este acontecimiento, desde la isla Laurie, donde se encontraba la base Orcadas, el Jefe de la Expedición, José Manuel MONETA junto a Miguel Ángel JARAMILLO, Pedro Martín CASARIEGO, Luis FALLICO y Conrado BECKER, alentaban al radiotelegrafista Emilio BALDONI, que impulsando el manipulador con su firme puño transmitía repetidamente al éter: "CQ...CQ..CQ...de LRT...LRT...LRT...Orcadas, Orcadas, Orcadas", que en texto claro significa "Llamada general de las islas Orcadas del sur, de las islas Orcadas...", siguiendo con el texto "Contesten llamadas muy largas para poder sintonizar...llamada de Orcadas del Sur...".

Cuando este histórico día 30 de marzo de 1927 se percibieron los sonidos Morse de las letras "LRT...LRT" y se repetía en rítmicos intervalos, gritaron todos al unísono "Nosotros!..., Nosotros!...al fin...al fin!", la pregunta era "¿Quién nos llama?" y de inmediato se pudo escuchar "LRT...LRT...de LIK...LIK...LIK"; exclamando todos al mismo tiempo "Nos llaman de Ushuaia!".

Una vez entablada la comunicación, LIK Ushuaia contestaba "Los escucho muy bien. Hace una semana que estoy oyendo sus llamados y que les contesto", después manifestó "El personal de esta estación de radio Ushuaia desea que todos ustedes se encuentren bien. Esperamos todo su trabajo. Déme los mensajes que tengan, los retransmitiré enseguida. Los espero..."

El Jefe de la Expedición, señor MONETA, tomó los formularios de telegramas y rápidamente escribió el mensaje al Presidente de la Nación, a los Ministros de Agricultura y de Marina y al Director General de Meteorología, de quién dependían.

Con la satisfacción de haber obtenido este importante logro, MONETA descorchó una botella de champaña y una vez servido, levantaron las copas y dijo "Muchachos...Ya tenemos comunicación con el continente y este éxito se debe a todos por igual...Muchachos...Ya no estamos todos solos...Arriba todos y Viva la Patria!!".

Al día siguiente de aquella memorable comunicación, BALDONI recibió cinco despachos, el primero fue del señor Presidente de la Nación, Marcelo TORCUATO de ALVEAR, las contestaciones oficiales de las autoridades, pero sin duda el más importante fue el lacónico telegrama que decía así: "Moneta, Jefe de Expedición. Islas Orcadas - Familias de todos bien - Plate, Director Meteorología".

De esta forma se rompía el aislamiento orcadense; los datos del tiempo de ese apartado rincón de la patria se empezaron a transmitir de inmediato a Buenos Aires para ser utilizados en los pronósticos, junto con la información proveniente del resto del país.

El observatorio siguió creciendo paso a paso. Sus instalaciones se fueron ampliando a medida que las necesidades del personal se hacían mayores y las actividades técnico-científicas se incrementaron y nuevos equipos e instrumentos fueron reemplazando a los primitivos aparatos usados por los primeros observadores de 1904.

En ese sentido la conquista lograda por BALDONI alentó a los radioaficionados argentinos en la búsqueda de nuevas soluciones al problema de las comunicaciones acorde con los tiempos que corrían.

Los esfuerzos realizados a partir de ahí se vieron coronados en noviembre de 1940 con la transmisión de la primera comunicación hablada que se verificó entre el observatorio de la isla Laurie del grupo de islas Orcadas y la ciudad de Lanús.

Después de muchos ensayos, el radio operador José CONCHIGLIA logró comunicarse con Esteban MILANESI, radioaficionado que operaba desde la ciudad Lanús con característica LU7ET.

Merece destacarse la colaboración técnica de Pedro NOIZEAUX, administrador adjunto de Transradio Internacional que facilitó los elementos moduladores que fueron acoplados al transmisor utilizado en aquella época en el observatorio. Quedaba inaugurada la era de la transmisión de la palabra por conversación modulada.

Con este mensaje, se le rinde homenaje a todos aquellos hombres que desde hace más de cien años, dieron parte de su vida en aquella tierras heladas para el bien de la ciencia y de nuestra Patria.


Copyright ©1999-2006 Fundación Marambio || info@marambio.aq
FUNDACIÓN MARAMBIO - Entidad Exenta Sin Fines de Lucro - Personería Jurídica Res. IGJ Nº0000852 - CUIT 30-70951448-9
Paraná 6658, Carapachay, Buenos Aires, CP.1605, ARGENTINA
Teléfono +54(11)4766-3086 / 4763-2649 - www.fundacionmarambio.org - info@fundacionmarambio.org