Palabras alusivas con motivo de la
Conmemoración del 78 Aniversario
de la firma del Pacto Roerich

Pronunciadas por el Alumno Juan Diego ARCURI
del Colegio José Hernández de Villa Ballester (Embajada de Paz)

Estamos Reunidos hoy en una fecha significativa. Se conmemora el aniversario número 78 de la firma del Pacto Roerich por parte de Estados Unidos y las naciones de América Latina.

De acuerdo con este pacto "los monumentos históricos, museos, instituciones científicas, artísticas, educativas, y culturales deben ser protegidas, tanto en tiempo de paz como de guerra, e identificados en los vuelos por una bandera definitiva, la Bandera de la Paz, que lleva el emblema de la Paz cultural o Paz a través de la cultura".

Nicholas Roerich fue un pintor y filósofo Ruso, que nació el 9 de octubre de 1874 y falleció a la edad de 73 años el 13 de diciembre de 1947, fue quien inició el movimiento moderno para la defensa de los bienes culturales con su idea de "La Paz de las Civilizaciones".

Según sus propias palabras: "el pacto por la protección de los tesoros culturales no es necesario únicamente como un instrumento oficial, sino más bien como una ley de instrucción, que desde los primeros días escolares inspire en la joven generación las  nobles ideas sobre la preservación de los valores auténticos de toda la humanidad".

La idea del pacto fue por George Bernard Shaw, Rabrindranath Tagore, Albert Einstein, Tomas Mann y otros personajes destacados. La firma del pacto fue un acto solemne y tuvo lugar en 1935 en la Casa Blanca (Washington, Estados Unidos).

En 1954 sirvió de base para la "Convención Internacional de la Haya", sobre la protección de valores culturales en caso de conflictos armados.

La bandera Especial propuesta por Nicholas Roerich, la Bandera de la Paz que marca todos los tesoros de cultura y arte como objetos inviolables es, hasta ahora, la que flamea en lo alto de numerosos centros de cultura y de instrucción en todo el mundo.

"Para un mundo mejor, un ser humano mejor", "Sólo con conciencia de Paz interior habrá Paz en el Mundo"… En la guerra se cometen atrocidades, pero la guerra no puede ni debe exterminar los valores culturales. Ellos son la verdadera base del mundo, el gran tesoro donde está creado el futuro renovado. Sobre ellos y sobre el corazón humano ondea la bandera de la Paz.

La Cultura no pertenece a ningún individuo, grupo, nación o época. Su propiedad le pertenece a toda la humanidad y a las generaciones que la heredarán. La Cultura trasciende todos los obstáculos, prejuicios e intolerancias. Sin Cultura no hay Verdad, no hay Unidad, no hay Paz.

La mente creativa y quienes la apoyan, igualmente importantes, son concientes de la presencia de la Cultura como el único instrumento para lograr Paz Mundial permanente. Del mismo modo, la Cultura debe ser aprovechada y apoyada por toda la humanidad y todas las generaciones.

La Cultura debe ser considerada sagrada e inviolable para la mente y manos humanas. Esta es la meta a la que la humanidad debe abocarse, puesto que como decía Nicholas Roerich : "Donde hay Paz, hay Cultura. Donde hay Cultura, hay Paz".

Fundación Marambio - www.marambio.aq - Tel. +54(11)4766-3086 4763-2649