Fundación Marambio
Energías Renovables
La Fuerza Aérea Argentina en la Antártida

La Fuerza Aérea Argentina, en cumplimiento de Políticas Nacionales Antárticas y en apoyo de los Intereses Nacionales en el Continente Antártico, mantiene, con inquebrantable vocación de servicio, la capacidad operativa de volar en y hacia el continente blanco.

En tal sentido, y sirviendo de apoyo a tareas científicas en la región, opera las bases Marambio y Matienzo (de ocupación semipermanente).

El Programa para el uso de energías renovables (usina verde) en las bases antárticas se compone de diversas actividades, cuyas metas comunes convergen en la obtención y uso de energías alternativas, basados en recursos renovables que reemplacen total o parcialmente los combustibles de origen fósil en general.

Por poseer en la Base Marambio de la Antártida Argentina un Sistema de Gestión Ambiental certificado con la Norma ISO 14001/2004, la Dirección del Sistema de Gestión contempla estrategias para alcanzar el equilibrio de los tres aspectos de la eco-eficiencia, como la implementación del uso de energías renovables en la base, en la cual se va a contemplar la optimización energética de la red eléctrica , la adaptación de los generadores de energía eléctrica con biocombustibles, la reorientación de los mismos para utilizar el calor emitido y el uso de aerogeneradores.

ENERGIA EOLICA

AEROGENERADOR PARA BASES ANTÁRTICAS

Situación Actual

La Base Marambio consume unos 180/200 kWh en verano, lo que equivale a un consumo de 1200/1300 litros diarios de GOA (Gas Oil Antártico) durante esa época.

En tanto que, que estas cifras se elevan a 280/300 kWh en invierno, dependiendo de las temperaturas, lo que equivale en este caso a 1600/2000 litros de GOA diarios.

Para esto cuenta con cuatro grupos electrógenos marca Caterpillar los cuales consumen 0.27 litros de GOA por kWh generado.

Por cada kW generado por la combustión de GOA se emiten aproximadamente 0.26 kg De CO2.

Consumiendo en promedio 250 kW por hora equivalente a 65 kg de CO2.

Proyectando estos datos en el año significa unas 570 toneladas de emisión de CO2 a la atmósfera, y el consumo medio de unos 600000 litros de GOA.

Misión

1° Etapa: Abastecer a la Base de unos 20 kW por medio de la energía eólica. De este modo se podrá:

• Disminuir el consumo de combustible fósil, un ahorro estimado de unos 230 tambores anuales.
• Disminuir la huella de carbono (de alta relevancia ecológica, por lo tanto estratégica)

2° Etapa: Con el conocimiento adquirido en la etapa anterior, evaluar la proyección para el uso intensivo en Marambio, otras bases antárticas, o cualquier lugar del territorio que tenga condiciones extremas.

3° Etapa: Transferir la tecnología al sector productivo.

Presentación la Asociación Argentina de Energía Eólica y la Fuerza Aérea Argentina en la XIII World Wind Energy Conference & Renewable Energy Exhibition, en Shangai, China (2014).
Ver el video aquí.

NOTA: Publicamos en nuestro Boletín de Noticias a mediados del año 2010, un informe titulado GENERADOR DE ENERGÍA EÓLICA EN LA ANTÁRTIDA - Adecuándose a las normas ambientales del lugar; el cual complementaría este informe, pero de las averiguaciones realizadas, nos informan que el proyecto aún no ha sido ejecutado.

ENERGIA SOLAR

PROYECTO IRESUD - Energía solar en la Antártida

El proyecto tiene por objeto introducir en el país tecnologías asociadas con la interconexión a la red eléctrica, en áreas urbanas y periurbanas, de sistemas solares fotovoltaicos (FV) distribuidos, contemplando para ello cuestiones técnicas, económicas, legales, y regulatorias, contribuyendo paulatinamente a la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero.

El mismo está conformado por un consorcio público-privado de dos organismos estatales (Comisión Nacional de Energía Atómica - CNEA, Universidad Nacional de San Martín - UNSAM) y cinco empresas privadas (Aldar SA, Edenor SA, Eurotec SRL, Q-Max SRL y Tyco SA).

Se trata de un sistema interconectado que está compuesto fundamentalmente por paneles solares fotovoltaicos y un inversor que transforma la corriente continua en corriente alterna. Sigue el punto de trabajo de máxima generación de los módulos fotovoltaicos, y sincroniza la tensión generada con la proveniente de la red.

En el año 2014, la Dirección General de Investigación y Desarrollo de la FAA ha firmado un convenio con un integrante del proyecto IRESUD (Universidad Nacional de San Martín UNSAM) para la instalación de ocho paneles fotovoltaicos interconectados a la red eléctrica de la Base Antártica Marambio, los cuales se encuentran operativos desde diciembre de 2014, proveyendo en su conjunto unos 2 kWh.

BIODIESEL

PROYECTO BIOJET - Biodiesel para bajas temperaturas

Gerenciado por la Dirección General de Investigación y Desarrollo de la Fuerza Aérea Argentina (DGID-FAA), nace como una necesidad de desarrollar tecnologías duales, es decir, de uso civil militar, para satisfacer los requerimientos futuros de la Institución.

Su principal característica es la de ser un biocombustible de uso aeronáutico, que soporta bajas temperaturas, una demanda esencial de los combustibles aeronáuticos.

Para ello se ha utilizado tecnología química especial y como primera etapa del proyecto en el año 2007 se desarrolló y evaluó un Biocombustible de soja.

En la segunda etapa se trabajó en el desarrollo a partir de biomasa no comestible superando así la dicotomía ética entre alimento y combustible.

A partir del aceite de ricino se produjo un biodiesel para bajas temperaturas (BioGOAB15) con resultados altamente exitosos en un vehículo Unimog MB16 de la dotación de la Base Antártica Marambio con más de 2000 horas de funcionamiento.

CERTIFICACIÓN ISO 14001

Es la Primera Base en el Continente Antártico que recibe esta Certificación

Esta norma implica cuidados del medio ambiente y prevé la reducción de emisiones de dióxido de carbono. La idea a mediano plazo es construir un parque eólico que permitiría reducir emisiones contaminantes y ahorrar notablemente los costos que significan el traslado de combustible a la Antártida.

El primer paso para este plan es la puesta en marcha de este aerogenerador, que servirá como etapa experimental para la generación de energía eólica.

Esta Norma es un estándar Internacional que permite verificar el compromiso de una Organización, en este caso la Fuerza Aérea, con la mejora continua en el desempeño ambiental, para proteger, conservar y preservar el ambiente, prevenir la contaminación y sus recursos naturales.

La Fuerza Aérea Argentina tomo nuevamente la iniciativa ambiental en la Antártida, y puso en marcha un Sistema de Gestión Ambiental en la Base Marambio, que cumple con los requisitos previos en la Norma IRAM-ISO 14001:96.

Esta Norma es un estándar internacional que permite verificar el compromiso de una Organización, en este caso la Fuerza Aérea, con la mejora continua en el desempeño ambiental. A la fecha, un grupo de auditores del Instituto Argentino de Normalización (IRAM) que concurrió recientemente a la Base, recomendó favorablemente el sistema para su certificación.

Cumplir con esta meta representa un hito trascendente para la Fuerza Aérea y el País, ya que Marambio es la primera Base en certificar ese tipo de sistemas en el Continente Antártico, donde la humanidad es unánime en la necesidad de proteger el Ambiente y sus Recursos Naturales.

Los Sistemas de Gestión Ambiental son la herramienta idónea para promover las iniciativas y mejoras necesarias para proteger, conservar y preservar el Ambiente, prevenir la contaminación y evitar desvíos de la política institucional y nacional definida para las actividades antárticas. La certificación de estos sistemas, mediante un procedimiento reconocido a nivel mundial, permite demostrarlo.

Debe destacarse además la labor de capacitación y fortalecimiento institucional desplegada por el IRAM, que permitió a la Fuerza Aérea formar el personal necesario y, luego de dos años de trabajo concretar esta meta, cuyos beneficios serán realmente apreciados por las generaciones futuras.

Tiempo atrás, la Fuerza Aérea estableció como objetivo institucional, “Contribuir a la protección y preservación del Ambiente, mediante la reducción del riesgo de daño ambiental, la conservación de los recursos naturales o culturales, la seguridad y salud ocupacional, la adopción de estándares reconocidos y el cumplimiento perfecto, sino promover la confianza de la Comunidad en que la Fuerza Aérea esta comprometida con la mejora continua y es consciente de la responsabilidad de operar, apoyando la investigación científica, en la región de mayor sensibilidad del planeta.

AGRADECIMIENTOS Y COLABORADORES

Fuente: Dirección General de Investigación y Desarrollo de la Fuerza Aérea

www.marambio.aq - info@marambio.aq