Palabras pronunciadas por el
General de División (R)
EDB Julio César VERONELLI
Orden de los Caballeros Expedicionarios al Desierto Blanco

"Existen probados antecedentes de creación de Ordenes de Caballeros en América.

En la época de nuestra independencia existían la Orden del Sol y la Orden de Mayo, luego Granaderos a Caballo de los Andes, Orden de Malta, Caballeros de San Martín de Tours, del Puñal de Plata, del Fuerte "Sancti Spiritus", todas ellas desde la creación de los Caballeros del Santo Sepulcro hasta nuestros días.

Tratemos de ubicar nuestro pensamiento en nuestra iniciación como soldados y haber servido a nuestra patria con la grandeza de la fe y el espíritu que la caracteriza al ser humano caballero.

Confieso que nuestra Orden de Caballeros Expedicionarios al Desierto Blanco tiene derechos y obligaciones y que es necesario con grandeza espiritual crecer sanos de alma y descarnados a ceder para el bien de la comunidad que entorpece involuntariamente el crecimiento armónico de los hombres de armas.

Vuestro juramento veteranos hoy del desierto… tu que impulsasteis a los antiguos cruzados a reconquistar el Santo Sepulcro del poder de los infieles, tu que robustecisteis el coraje de los caballeros españoles y criollos en la reconquista y unificación de la patria, tu el creador del universo y de tantos ejércitos te imploramos hoy como símbolo de fe en esta cruzada: fortaleza, valor, tenacidad y templanza.

Que ayer como hoy seamos símbolo de civilización y soberanía en estas gélidas tierras australes y que es necesario mantener los valores y el espíritu de las virtudes Sanmartinianas con pureza de fe en nuestro juramento y en reconocimiento por los sagrados valores demostrados, os distingo: Caballeros Expedicionarios al Desierto Blanco.

Estas palabras condensan el espíritu que debe animar el alma del caballero y que habrá de impulsar siempre en la lucha a fin de poder recoger los mas frescos laureles de la victoria.

Habiendo efectuado vuestro examen de conciencia como lo hicieron antaño por ceremonial, la vela de armas y el juramento os felicito, id con el recuerdo impenetrable de un sano vivir.

Hombres y acciones conforman el patrimonio nacional y su brillante historial.

Recibamos hoy desde su templo de la sagrada orden en la capilla del fuerte en la Antártida Argentina "San Francisco de Asís" a los nuevos caballeros y damas para el bien de la cristiandad de América y de la patria.

Siendo esta cena de camaradería nuestra última reunión del año, lleven con honor tal distinción que caracteriza al hombre del desierto: la soledad y el silencio que confiado en la fineza del oído y la asepsia de la palabra el pensamiento estrechen más aún los lazos de amistad.

Felicito a los nuevos expedicionarios por entender y aceptar el compromiso adquirido y hacer vibrar en esta noche el corazón de nuestra asociación polar.

Brindis por la patria.

Sellamos esta orden por Ley del Congreso de la Nación Argentina Nº 24.433 de Diciembre de 2001 y nuestra personería Jurídica Nº 904/88 del 4 de Noviembre de 1988 del año del Señor."

JULIO CÉSAR VERONELLI
General de División (R) Expedicionario al Desierto Blanco
Gran Maestre

GENERAL DE DIVISIÓN (R) EDB JULIO CÉSAR VERONELLI

Se desempeño como Jefe de las Bases Sobral, Belgrano y Esperanza de la Antártida Argentina.

Participó del Estado Mayor del Comando Conjunto Antártico en varias oportunidades como Jefe del Componente Terrestre y como Segundo Comandante Conjunto Antártico.

En el Comando Antártico de Ejército se desempeñó como Jefe de Operaciones, Segundo Comandante y Comandante.

Por ser un Antártico de prestigio, con trayectoria y antigüedad, es el Gran Maestre, autoridad máxima, del Consejo Supremo de la Orden de Caballero del Desierto Blanco

Fundación Marambio - www.marambio.aq - Tel. +54(11)4766-3086 4763-2649